Publicado: 8 de Marzo de 2021

CENTRO DE BAJA VISION

Es considerado que se padece de ‘BAJA VISIÓN’ cuando se tiene una enfermedad que afecta ambos ojos, cuya agudeza visual (AV) en el mejor de ellos sea inferior a 20/60 (0,33) o su campo visual sea inferior a 20º manteniendo aún una porción de capacidad visual. Esta porción de visión puede ser mejorada o potenciada por los ópticos-optometristas mediante la adaptación de ayudas ópticas y no ópticas y una posterior rehabilitación con el fin de que estas personas puedan volver a desarrollar algunas de sus tareas cotidianas.

Consúltenos en c/Rascón 13. Huelva-21003 T: 959262030.


AYUDAS VISUALES PARA BAJA VISION

Las ayudas visuales en ‘BAJA VISIÓN’ son dispositivos o sistemas que ayudan a los pacientes a obtener un aprovechamiento máximo de su resto visual. Esto se realiza mediante técnicas de magnificación o filtrado de las imágenes y la ampliación o reducción del campo visual.

Las –Ayudas Generales o no ópticas- favorecen la utilización del resto visual como complemento a la utilización de lentes o sistemas ópticos. Esto se consigue mejorando la iluminación, el contraste, la postura o la distancia de trabajo.

Por tanto, independientemente de los sistemas o instrumentos ópticos que le puedan ser prescritos por su óptico-optometrista para su ‘BAJA VISIÓN’ le recomendamos adoptar algunas de estas ‘Ayudas’ o medidas para mejorar sus capacidades visuales:

• Tenga una buena iluminación general en todas las habitaciones y emplee una luz extra directa sobre las tareas de cerca sin que le produzca deslumbramientos para aumentar el contraste y la definición de la labor que esté realizando.

• Escriba con marcadores y/o rotuladores negros para resaltar o amplificar el texto y mejorar su lectura posterior.

• Utilice papel con renglones grandes que le ayuden a escribir en línea recta.

• Use atriles que le permiten mantener distancias de trabajo o lectura muy cortas, evitando posturas incómodas.

• Para textos de letra pequeña, utilice Tiposcopios que impiden el cambio involuntario de renglón.

• Adquiera la prensa escrita y los libros y las novelas que estén impresos con las letras más grandes sobre el papel más blanco.

• En los dispositivos electrónicos (ordenadores, tablets o smartphones) configure letras de gran tamaño (macrotipos) para facilitar lectura.



Las ayudas visuales en ‘BAJA VISIÓN’ son dispositivos o sistemas que ayudan a los pacientes a obtener un aprovechamiento máximo de su resto visual. Esto se realiza mediante técnicas de magnificación o filtrado y mejora de las imágenes y la ampliación o reducción del campo visual.

Las –Ayudas Técnicas u Ópticas– son instrumentos, lentes oftálmicas, lentes de contacto y dispositivos ópticos planteados y establecidos individualmente para cada paciente con ‘BAJA VISIÓN’. Estas ayudas ópticas deben ser prescritas por un óptico-optometrista y se basan en los siguientes principios:

• En el caso de pérdida de campo central se utiliza la magnificación de la imagen para mejorar el reconocimiento de los detalles.

• Para la pérdida de campo periférico se usan o bien prismas para desplazar las imágenes laterales al centro del campo visual, o bien minificadores de imagen que aumentan el campo visual del paciente, a pesar de perder visión del detalle.

• Con la prescripción optométrica se mejora la agudeza visual del resto visual y se reducen las borrosidades.

• Y en el caso de nebulosidad los dispositivos mejoran la calidad y el contraste entre las imágenes.

Además de la prescripción optométrica refractiva para ‘BAJA VISIÓN’ adaptada sobre gafas o lentes de contacto, a continuación, vamos a describir brevemente algunos de estos sistemas y dispositivos:

• 1) Para la mejora de la visión de lejos el instrumento de prescripción más común es el telescopio. Se basa en dos lentes de alta potencia montados en un armazón de gafa o en clip y permiten enfocar desde 42 cm al infinito. Nos proporciona el aumento de la imagen de un objeto lejano para su observación produciendo imágenes más grandes y más cercanas, pero reduce el campo visual y la luminosidad y no permite caminar con él. Existen dos tipos: Galileo y Kepler.

• 2) Para la visión de cerca: el número y diversidad de las ayudas ópticas es mayor:

o A) Microscopios: Son lentes positivas, generalmente ásfericas, de alta potencia montadas sobre clip o gafas; el incremento de la corrección para visión próxima permite desarrollar tareas en visión de cerca más cómodamente, pero presentan el inconveniente de una distancia de trabajo bastante corta.

o B) Lupas: Sus lentes que aumentan el tamaño de los objetos y permiten al paciente mantener distancias de trabajo muy cortas para un uso ocasional y puntual. Son las ayudas más usadas y diversos tipos (manuales, enfocables, fijas con soporte, con luz, de bolsillo, etc). El principal inconveniente es su campo visual ya que, a mayor potencia, menor campo.

o C) Telemicroscopios: nos permite aumentar el tamaño de la imagen retiniana de objetos cercanos, sin necesidad de acomodación. Los telemicroscopios tienen las mismas ventajas e inconvenientes que el telescopio al que se le coloca la lente de aproximación, sólo que cambia la distancia de trabajo, disminuyendo ésta cuanto mayor es la potencia de la lente de aproximación.

o D) Sistemas electrónicos: Integrados por un magnificador digital electrónico tipo scanner que puede aumentar hasta 28 veces la imagen, de fácil manejo para el usuario. Presentan diferentes juegos de contrastes, tonos y resoluciones, por lo que es muy útil para diversas patologías.

Fuente: Youtube

3) Filtros terapéuticos: Mediante la absorción de ciertas longitudes de onda luminosas permiten controlar el deslumbramiento, realzar el contraste y la adaptación a la luz. También pueden mejorar la AV del paciente. Debido a sus coloraciones pueden resultar algo llamativos y existe en el mercado una gran variedad, pudiendo ser incluso polarizados o fotocromáticos:

o Filtros polarizados, modifican la dirección de onda de luz transmitida de forma selectiva por lo que reducen más los deslumbramientos.

o Filtros fotocromáticos, reaccionan según la cantidad de luz solar. Se recomiendan a aquellas personas con dificultades para adaptarse a cambios de iluminación.


Fuente: https://www.tuoptometrista.com/consejos-para-familiares-y-pacientes-con-baja-vision/#